viajeros

Caminamos por la acera reticente, húmeda, nocturna, humedecida por las lágrimas que no hemos derramado. Nocturna por la carne que nos corroe; que muere en el deseo que no pronunciamos, ávida de la humedad de nuestros labios. Secando nuestros huesos, nos corrompe en un soplo de aliento bermejo, lleno de mezcal. Anuncios

Intro

La luz se filtra por la cortina, inundan la habitación con bizarros tonos. Tus palabras se deslizan por mis dedos, recrean la frágil impotencia con gentil indiferencia; maquillas el tiempo y el espacio buscando el breve fulgor de tu pecho. De el; brotan mantos de hojarasca, en airosos movimientos te perfuman de mapple, así el movimiento crea nubes

Las cumbres

Esta entrada podría comenzarla con: “Los días transcurren uno a uno, serenos; bajo la sombra de un sauce, y el viento lleva las nubes a ultranza” pero esa no sería la mejor forma de contarte esta historia, a la cual estás atado, desde la primer línea que has leído, hasta donde se eres mi cómplice…… Continúa leyendo Las cumbres

Buenos días.

Todas las mañanas, vemos miradas de amor, algunas son rebosantes de felicidad, que con solo un atisbo pueden cambiar la percepción del mundo por unos instantes al contagiarnos de esa alegría que les embriaga. También hay miradas de odio, de tristeza, vulgares, perversas, otras son expectantes y con aire apesadumbrado, algunas siguen su camino con…… Continúa leyendo Buenos días.