Alison

Caminamos una noche de verano por la playa, tu mano como recien hecha quedaba completamente cubierta, anduvimos varios cientos de metros, escuchando el oleaje del mar, nuestras huella en la arena pronto se perdieron, me hablabas de mamá, lo mucho que la extrañabas, me reconfortase, me pediste que dejara de odiar el mundo,  que me dejara de odiar que ya me habías perdonado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s